¿Cuándo fue el último toque de queda en Guatemala?

0
409
Tomado de El País

Tomado de Prensa Libre Guatemala

Los toques de queda son medidas de emergencia que los gobiernos han tenido que adoptar al paso de los años.

Portada de Prensa Libre del 13 de julio de 1961 decretado por el gobierno de Miguel Ydígoras Fuentes. (Foto: Hemeroteca PL)
Tomado de Prensa Libre

Actualmente Guatemala vive bajo drásticas medidas debido a la pandemia por el nuevo coronavirus, que incluyen toque de queda de 16 horas hasta las 4 de la mañana del día siguiente hasta el 29 de marzo, según la disposición oficial, que podría ampliarse.

En la historia del país se ha decretado esta medida en diferentes circunstancias, entre las más recientes se pueden mencionar en 1991 para hacer frente a la epidemia de cólera morbus y en 1970 por la escalada de violencia.

Sombra del cólera

El 31 de julio de 1991, el entonces presidente Jorge Serrano Elías declaró Estado de Emergencia en todo el territorio nacional para reducir los efectos del cólera.  En dicha disposición centralizó la coordinación de los servicios públicos en el Ministerio de Salud.

También se dispuso limitar la locomoción, estableciendo cordones sanitarios o impedir la entrada y salida de personas en las zonas afectadas, cuando se considerara necesario. Se prohibieron asimismo las actividades públicas y concentraciones de personas.

Una nota de Prensa Libre del 9 de agosto de 1991 informaba sobre la suspensión de la Feria de Independencia en Quetzaltenango, la cual se realizaría del 12 al 22 de septiembre. Lo mismo sucedió en los departamentos de Suchitepéquez, Chiquimula  donde fueron canceladas las ferias patronales y cantonales, atendiendo al estado de emergencia decretado por el gobierno.

Por su parte, en la capital no se suspendió la tradicional feria de Jocotenango, aunque los controles sanitarios de las ventas de comida fueron más estrictos.

Toque de queda por violencia

El régimen del general Carlos Arana Osorio (1970-1974) se caracterizó por la institucionalización del poder militar, el estado de sitio y la persecución de los opositores políticos.

El 13 de noviembre de 1970, Arana decretó estado de sitio para todo el territorio nacional, ante la ola de violencia que aquejaba a los ciudadanos que “nos encontramos virtualmente en una guerra civil”, manifestó el presidente en un comunicado.

La medida también incluía un toque de queda el cual regía inicialmente entre las 21 y 5 horas. El régimen, según manifestó, no tendría contemplación a quien intentara burlarlo. Días después el gobierno decretó que se prohibía la quema de cohetillos y cualquier artefacto de pólvora.

Un mes después, el toque de queda fue reducido de las 23 a las 5 horas, ya que se acercaban las fiestas de fin de año. En enero de 1971 la prohibición se redujo nuevamente de la 1 a las 5 de la madrugada hasta el día 30 de dicho mes, fecha en la que cesó la medida.

Años recientes

Entre 2010 y 2019 tuvieron lugar seis estados de sitio delimitados a ciertos departamentos, aunque por diferentes motivos.

El 19 de diciembre de 2010 el gobierno de Álvaro Colom decretó en forma sorpresiva un Estado de Sitio en el departamento de Alta Verapaz para efectuar operativos en búsqueda de armas y narcotraficantes que habían incrementado la violencia en dicha región. La medida fue prorrogada por 30 días más.

El 16 de mayo de 2011, Colom impone nuevamente Estado de Sitio en el departamento de Petén tras la masacre de 27 jornaleros por parte del grupo de narcotraficantes “Zetas”.

El 7 de mayo de 2012, el gobierno de Otto Pérez Molina impuso un Estado de Sitio en el municipio de Santa Cruz Barillas, Huehuetenango, ante disturbios por la instalación de una hidroeléctrica. La medida dividió a la población.

Deja un comentario