Monjas gastaron en viajes y casinos medio millón de dólares que se robaron

0
442

Mientras dos monjas les informaban a los padres de familia de la escuela católica St. James, en Redondo Beach (California, Estados Unidos), que la institución funcionaba con un presupuesto apretado, ellas se dedicaban a gastar miles de dólares en viajes y casinos.

El fraude de las hermanas Mary Margaret Kreuper y Lana Chang asciende al medio millón de dólares, aunque podría ser más dinero.

Este escándalo se destapó justo antes de que Kreuper se jubilara a principios del 2018. Ella ocupó ese cargo por 28 años. Chang fue profesora durante 20 años y se pensionó junto con su compañera.

«Sabemos que solían viajar con frecuencia. Sabemos que acostumbraban visitar casinos; y la verdad es que usaron la cuenta (del colegio) como su cuenta personal», aseguró el abogado de la institución.

Las autoridades del centro educativo revisaron las finanzas y la hermana quedó bajo sospecha al mostrarse «muy nerviosa y ansiosa» por el análisis fiscal y solicitar al personal que modificara los registros.

En ese momento, el vicario de la arquidiócesis de Los Ángeles, monseñor Michael Meyers, se dio cuenta que «algo estaba mal» y le encargó a un auditor independiente hacer una investigación más profunda.

Finalmente se descubrió una cuenta bancaria de la iglesia, «olvidada por mucho tiempo», de la que solo sabían las monjas y adonde por más de 10 años fueron desviados cheques emitidos a nombre de la escuela por concepto de matrículas.

Dado que las sospechosas expresaron su remordimiento y acordaron devolver el dinero, la institución no presentó cargos. No obstante, algunos padres de familia, indignados, amenazan con tomar el asunto en sus manos y acudir a la Policía para denunciar el incidente y que las mujeres sean procesadas.

Deja un comentario