Los sueños se colorean en las montañas de Danxia

0
953

En el corazón de la provincia de China hay unos paisajes de colores excepcionales que pueden visitar los turistas: el Parque Nacional de Zhangye Danxia. Este alberga unas capas sedimentarias que, como si de una pintura se tratara, cuentan la historia geológica de este lugar.

La belleza de algunos paisajes que podemos encontrar en nuestro planeta llega en ocasiones a alcanzar tales dimensiones que parecen sacados de la imaginación de un artista y no producto de la paciente labor de la naturaleza a través del tiempo.

En este sentido, probablemente uno de los más extraordinarios lugares del mundo sea el parque geológico chino de Zhangye Danxia, y a continuación te contaremos por qué.

El término danxia es el nombre que se le da en China a ciertos paisajes que se caracterizan por la presencia muy marcada de capas de rocas sedimentarias continentales donde predominan diferentes tonalidades rojizas.

Estos paisajes se caracterizan por ser muy escarpados, con acantilados espectaculares, barrancos, valles, cascadas y otras múltiples formaciones geológicas que se encuentran en el sureste del gigante asiático, donde predomina el clima subtropical.

La explicación a la existencia de estos paisajes está en primer lugar en las fuerzas de origen endógeno que han levantado las montañas, es decir, la tectónica terrestre, pero es el efecto de la erosión provocada por los factores climatológicos a lo largo del tiempo la principal responsable de las curiosísimas formas que pueden contemplarse en estos sitios.

El parque geológico Zhangye Danxia se encuentra ubicado en la provincia de Gansu, ocupa un área de alrededor de 300 kilómetros cuadrados y se encuentra en un área donde las lluvias son bastante escasas.

En él, numerosísimas capas de arenisca y otros minerales se fueron acumulando durante 24 millones de años provocando una fuerte compactación de una sobre otra debido a la presión que provoca el peso de la capa superior sobre la inferior.

Posteriormente estas capas se elevaron debido a la colisión indo-australiana y la placa tectónica euroasiática, rompiendo con la homogeneidad cromática del suelo y dejando al descubierto este paisaje surrealista que podemos disfrutar hoy, el cual posee la mayor concentración natural de pigmentos de diferentes colores en la piedra de todo el mundo.

Este paisaje de colinas multicolores ha sido muy estudiado por los geólogos debido a las inmejorables oportunidades que ofrece para entender los movimientos y la dinámica de la Tierra a lo largo de las diferentes eras geológicas. Por sus valores excepcionales tanto desde el punto de vista científico como estético, estos extraordinarios paisajes han sido considerados por la Unesco desde el 2010 como Patrimonio de la Humanidad.

Deja un comentario