El perro Sully acompañó hasta el ataúd a su amo, el expresidente George Bush

0
520

Una fotografía que compartieron el expresidente de los Estados Unidos, George W. Bush, y Jim McGrath, exvocero de la Casa Blanca, conquistó los corazones de miles de personas en el mundo.

La imagen retrata al perro Sully, de raza labrador, quien fue fiel compañero durante los últimos meses de vida del también exmandatario de esa nación, George Bush, quien falleció a los 94 años el viernes anterior. El era el padre de George W. Bush.

A la mascota se le ve acostada a un lado del ataúd de su amo.

Bush murió ocho meses después de la muerte de su esposa, Bárbara Bush, tras 73 años de matrimonio. Esa pérdida y el Alzhéimer que padecía lo mantuvo muy delicado.

Sully fue incondicional con Bush, al que acompañó desde junio anterior. Él fue entrenado por VetDogs, una organización que prepara a estos animales para ayudar a veteranos del Ejército.

El labrador está entrenado para realizar múltiples tareas, incluyendo descolgar el teléfono o ayudar a encontrar objetos.

«Como alguien dijo, él puede hacer casi cualquier cosa, excepto prepararte un martini. Pero no te preocupes, él puede ir a conseguir a alguien que te lo prepare», expresó McGrath.

El futuro de Sully estará lejos de la familia Bush a partir de ahora, puesto que volverá al centro VetDogs, donde permanecerá durante la Navidad para luego ser trasladado al Programa de perros del Centro Médico Militar Nacional Walter Reed en Maryland.

A este perro le pusieron este nombre en honor al expiloto Chesley B. Sullenberger, apodado Sully, y que salvó la vida de 155 personas en el 2009 al ser capaz de aterrizar un avión en el río Hudson.

Deja un comentario