Policía y esposos chocan por brutal agresión que sufrió mujer en hotel de Punta Cana

0
316

La brutal agresión que sufrió la estadounidense Tammy Lawrence-Daley, a finales de enero anterior en un hotel de lujo en Punta Cana, República Dominicana, mantiene enfrentados a un matrimonio extranjero con la Policía del país.

Mientras Lawrence y su esposo, Christopher Daley, sostienen que la agredió un supuesto encargado de mantenimiento que llevaba puesta una camisa con el logo del hotel, las autoridades aseguran que todo apunta a que podría ser un caso de violencia intrafamiliar.

Daley se quejó de graves errores en la investigación. El ataque que sufrió la mujer ocurrió en el hotel Majestic Elegance. Ella dio a conocer su versión de los hechos a través de una publicación que hizo en su perfil de Facebook.

La Policía Nacional dominicana asegura que hay versiones incongruentes entre el relato de la víctima y el de su esposo. «No se encontró evidencia alguna que diera con una persona que tuviera las características del agresor que ella describió», afirmó Ney Aldrin Bautista, director de la Policía Nacional de República Dominicana.

Lawrence, de 51 años, acompañó el texto con fotos de su rostro tras la brutal golpiza. La mujer de Delaware dice que compartió su relato para crear conciencia y generar alerta. La historia se volvió viral en las redes sociales.

Ella comentó que después de disfrutar de un día de sol y playa, asistió -junto a su esposo- a un espectáculo en el hotel que terminó alrededor de las 10:30 p. m. Inmediatamente, regresaron a la habitación. «Me dio apetito bailando, así que llamé al servicio de habitaciones (…) recibí un mensaje que ya no estaban sirviendo comida», escribió la mujer.

«Le dije a mi esposo que iría corriendo al salón de nuestro edificio para un snack y volvería en cinco minutos», describió.

«Terminé sin pasar por el salón en nuestro edificio y opté por ir al salón en el siguiente edificio que estaba en la playa. Pensé que podía tomar algunas fotos de la luna en el agua, pero nunca llegué a la playa», comentó. Lawrence notó «que no había nadie en los pasillos» hasta que de repente escuchó pasos que se acercaban por detrás.

«Fue entonces cuando lo oí. Pasos pesados … uno, dos, tres, cuatro, luego aceleraron, y luego, antes de que pudiera reaccionar, fui tomada por detrás e inmovilizada de inmediato. Sus brazos me envolvieron y comenzó a empujarme de inmediato a una sala de mantenimiento».

La mujer cuenta que luchó «con todo», pero «era demasiado fuerte». Manifestó que las siguientes ocho horas al ataque fue «estrangulada varias veces hasta la inconsciencia» y que no sabe si le hicieron más daño.

El suceso sigue bajo investigación.

Anuncios

Deja un comentario