El sueño de una dominicana se convirtió en pesadilla

0
482

Julia Arias Almonte tenía 27 años y quería verse como una «muñeca».

Por eso se aventuró a realizarse una lipoescultura e inyectarse la grasa en las nalgas en la clínica DermoStetic Láser Clinic MB.joven-rd

Lamentablemente, la joven que vivía en Santo Domingo, capital de República Dominicana, no superó la operación y falleció.

Las autoridades del Ministerio de Salud de ese país intervinieron el centro, pues las primeras investigaciones evidenciaron algunas irregularidades en el procedimiento.

“Mi hija murió por descuido. Lo primero es que la anestesia no fue general, ella estaba alerta, la sala de cirugía es un cuchitril con una mesa y además tres horas y pico después del proceso la pusieron en la habitación y no en sala de recuperación”, expresó Dulce Almonte, madre de Julia.

La mujer reveló que su hija sufría de falcemia (enfermedad en la sangre) y acusó a los encargados de la clínica de negligencia médica porque la operaron a pesar de la condición de salud de la fallecida y con carencia de equipos.

Deja un comentario