Sale de Panamá el primer grupo de nicaragüenses tras autorización de Managua

0
176

Cien de los más de 1.000 nicaragüenses que desde el miércoles pasado intentan salir de Panamá emprendieron este viernes el viaje hacia su país luego de que el Gobierno de Nicaragua autorizó su regreso, informaron las autoridades panameñas.

«Nicaragua aprobó recibir al primer grupo de 100 nicaragüenses. Se inicia el proceso para pasar la frontera (panameña) de Paso Canoas, viajar por territorio de Costa Rica hasta llegar a Nicaragua», anunció el Servicio Nacional de Migración.

Un total de 1.180 nicaragüenses que se quedaron sin medios de vida en Panamá por la crisis provocada por la COVID-19 llegaron el miércoles a la principal estación de autobuses de la capital para regresar a Nicaragua en una caravana, pero no pudieron salir.

La falta de unas coordinaciones previas impuestas esta misma semana por Nicaragua, Costa Rica y Panamá impidió el viaje y generó una crisis humanitaria, ya que los migrantes se quedaron en la terminal porque habían entregado o vendido todo en este país.

Las autoridades decidieron entonces moverlos hacia la provincia de Chiriquí, fronteriza con Costa Rica.

Esta mañana llegaron allí 838 nicaragüenses que fueron instalados en un estadio en la ciudad de David y un albergue en Jacú, una localidad a 10 kilómetros del paso fronterizo de Paso Canoas, como constató Efe.

La subjefa regional en Chiriquí del Servicio Nacional de Migración, Iris Correa, dijo que los migrantes irán saliendo en grupos de 100 personas que serán seleccionadas por las autoridades de Nicaragua, que indicaron que darían prioridad a niños, mujeres, adultos mayores y personas con alguna condición de salud.

«Quiero llegar a Nicaragua, a mi casa y regresar con mi familia», en Panamá «estaba viviendo con una familia que no me cobraba arrendamiento, pero no podían sustentar mis gastos personales», le contó a Efe Merlín Patricia Mendonza, quien llegó hace siete meses a al país en busca de un trabajo.

Panamá vive una escalada de la pandemia y acumuló hasta este viernes 35.995 contagios confirmados y 698 fallecidos, las cifras más abultadas de Centroamérica.

REEMBOLSO DE DINERO Y MALA GESTIÓN DE LOS ORGANIZADORES

En principio, la «caravana» iba a ser de entre 15 a 20 autobuses, según anunció un integrante de la comunidad nicaragüense la semana pasada en una entrevista televisada.

«El problema fue que los organizadores convocaron a la mayoría de personas posibles, ese es el por qué se les fue de las manos. Ahora no se le ve las caras después de estar en medios de comunicación», afirmó uno de los afectados, Flavio David García Rivas.

Este viaje de regreso «no es gratis» e incluso muchos dieron dinero por adelantado que ahora «se les está reembolsando», agregó García Rivas, quien es natural de Managua.

El Servicio Nacional de Migración de Panamá ha dejado claro que «no se permitirán nuevas escaramuzas o actividades como estas» de armar caravanas para salir del país sin las coordinaciones previas, y que quienes las fomenten «serán sometidos a las leyes panameñas».

Las fronteras centroamericanas están cerradas, en su mayoría desde marzo pasado, como parte de las medidas para frenar la pandemia del nuevo coronavirus.

Deja un comentario