La segunda ola de Covid-19 arremete contra Panamá

0
311
Tomado de Revista Summa

Los alarmantes incrementos de contagios por Covid-19 establecieron récords en las últimas dos semanas en lo que algunos bautizaron como ‘segunda ola’, que desde el lunes pasado hasta ayer acumuló dos mil 445 casos. Esto presenta un nuevo escenario, donde los infectados activos sumaron este viernes cinco mil 374, la peor situación desde el pico de la pandemia el 7 de mayo pasado, cuando seis mil 757 pacientes tenían la enfermedad de forma simultánea.

‘¿Están preparados los hospitales en Panamá?’, es la pregunta que hace este sábado el canal TVN ante lo que consideró una ‘ola de personas enfermas y con complicaciones’, al informar la ocupación del 90 por ciento de las camas en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) del mayor centro del país, el Complejo Hospitalario de la Caja del Seguro Social (CSS).

La ministra de Salud (Minsa), Rosario Turner, comunicó el jueves último que luego de un análisis sobre aumento de casos, número de reproducción del virus y la capacidad instalada de los hospitales del país, las autoridades establecieron un nuevo toque de queda excepcional desde las 17:00 del sábado hasta las 05:00 (hora local) del lunes.

Mientras, el infectólogo Javier Nieto, asesor del Minsa para el control de la pandemia, declaró a TVN que en caso de un incremento exponencial de la Covid-19, que ponga en aprietos al sistema de salud, las autoridades no dudarán en retornar a la cuarentena total, decisión que algunos esperan en las próximas horas.

‘Todas las medidas dependen del comportamiento del virus y van a ir desde toque de queda, cerco sanitario hasta cuarentena total de ser necesario’, insistió.

Las estadísticas arrojan que en solo cinco días de la actual semana epidemiológica (lunes a domingo) la cifra de positivos supera a la anterior, que era el récord.

Nieto señaló que hasta ayer la disponibilidad en las UCI era de entre 40 a 45 por ciento y de 60 a 65 por ciento los respiradores artificiales, por lo que el incremento de casos pudiera saturar los sistemas de salud, y opinó que será necesario fortalecer la capacidad de ingresos en otras instalaciones.

La pandemia se apoderó de los barrios pobres de Panamá, donde la curva ascendente acumuló hasta ayer 15 mil 463 contagiados desde el 9 de marzo pasado y 370 fallecidos, mientras 410 se mantienen hospitalizados, de ellos 77 en UCI.

El reporte del Minsa del miércoles último señaló que hasta ese día el 43 por ciento de los nuevos casos se localizaron en focos de la capital, entre otros, en los corregimientos de Tocumen, Pacora, Belisario Porras, 24 de Diciembre y Curundú, los tres primeros cercanos entre ellos y ubicados en la periferia Este de la ciudad, en tanto los dos últimos están dentro del casco urbano.

Céntricas barriadas pobres citadinas también con alto nivel de infectados son Calidonia, El Chorrillo y Santa Ana, mientras la contaminación se detuvo en las zonas donde inició con fuerza la Covid-19 como el elegante reparto San Francisco y otros de igual categoría.

Tomado de El País.cr

Deja un comentario