Pese a coronavirus torneo en Nicaragua continúa

0
242
Tomado de Nacion.com

Las criticadas medidas preventivas que ha tomado Nicaragua ante el coronavirus, no dejan de sorprender a la población y la sociedad internacional. No se declaró cuarentena ni se han cerrado las fronteras.

«Supuestamente hay más contagiados, pero los están ocultando, quizá para no alarmar. Un compañero nuestro tiene familiares que trabajan en un hospital, dice que hay más casos contagiados», expreso Leandro Figueroa, futbolista argentino del equipo Walter Ferretti , de la primera división nicaragüense, en diálogo telefónico con LA NACION .

Pese al pedido de los futbolistas de frenar la actividad, no fue tomado en consideración.

Ajeno a una realidad global, el gobierno de Nicaragua que encabeza el despótico Daniel Ortega relativiza la pandemia del coronavirus. Las medidas preventivas que toma son mucho más laxas y menos restrictivas que en el resto del mundo. No se declaró la cuarentena ni las fronteras fueron cerradas. La información oficial de un régimen bastante opaco en el manejo de cifras indica que sólo hay dos infectados de coronavirus, ambos estables. Pocos creen que el panorama sea tan benigno.

«Supuestamente hay más contagiados, pero los están ocultando, quizá para no alarmar. Un compañero nuestro que tiene familiares que trabajan en un hospítal dice que hay más contagiados«, expresa Leandro Figueroa , futbolista argentino del equipo Walter Ferretti , de la primera división nicaragüense, en diálogo telefónico con LA NACION .

El fútbol forma parte de esta ficción en el país centroamericano. La competencia no fue interrumpida y la Liga Primera es la única que se disputó el fin de semana en todo el continente americano. Una excepción que va adquiriendo carácter mundial, ya que Australia, uno de los pocos torneos que se mantenía en pie, fue suspendido el domingo. Birmania (Asia) es otro país que se resiste a parar la pelota. «La gente va con barbijos, está precavida por sí misma. El virus recién está llegando a Nicaragua y hay miedo por lo que pasa en el resto del mundo«, contó Figueroa.

En Nicaragua fue desestimado el pedido de los futbolistas de frenar la actividad. La única precaución que se adoptó fue la de jugar a puertas cerradas, sin público.


«Es increíble que se siga jugando. La decisión la tomó la Liga con el consentimiento de los dirigentes de los clubes. De los 10 equipos que participan en el torneo, sólo las autoridades de Diriangén se opusieron. Los otros nueve acataron», agregó Figueroa, volante ofensivo de 26 años, que estuvo en Vélez hasta la cuarta división, debutó en la primera de Newell’s con Alfredo Berti, pasó por Central Córdoba de Rosario e incursionó durante un año en el amateurismo con Provincial de Salto Grande antes de que un contacto de un amigo le consiguiera esta oportunidad en Nicaragua.

Deja un comentario