Obispo de Nicaragua condena represión del gobierno de Daniel Ortega

0
444

El obispo auxiliar de la capital de Nicaragua, Silvio Báez, reprochó «la prepotencia, la represión, los abusos y las injusticias de los poderosos» y dijo que algún día tendrán «su final» en una misa a la que asistió el nuevo embajador de Estados Unidos en Managua, Kevin Sullivan.

Báez, uno de los obispos católicos más críticos del gobierno de Daniel Ortega, se refirió en su homilía en la Catedral de Managua a las preguntas que se hacían los primeros cristianos sobre «el sufrimiento y el dolor» y la falta de «justicia por las víctimas inocentes», mismas que, dijo, se aplican a la realidad de Nicaragua.

El líder de la Iglesia católica, a quien Ortega acusó junto a otros obispos de ser parte de un «plan golpista y terrorista», fue ovacionado por sus fieles al indicar que se encontraba «bien y en paz» y expresar -citando al desaparecido obispo salvadoreño san Óscar Arnulfo Romero- que «la predicación del evangelio levanta ronchas, molesta, y no por eso uno se calla».

El diplomático estadounidense Sullivan dijo que asistió al oficio religioso «como hombre de fe» y declinó comentar sobre las acusaciones contra Báez, quien afirmó que la asistencia de Sullivan fue una «grata sorpresa».

Deja un comentario