Médicos de Nicaragua enfrentan virus bajo terror del régimen de Ortega

0
208

La alerta mundial ante el coronavirus ha logrado que los países cierren fronteras, insten al distanciamiento social entre otras medidas. No obstante, Nicaragua ha tomado un «enfoque» distinto. El gobierno sandinista insta a las personas a vivir de forma «normal», impulsado los eventos masivos y las aglomeraciones.

Hoy registra solo 83 muertes y 2.500 casos confirmados. Sin embargo estas cifras, no concuerdan con registros de otras entidades y el desbordamiento de casos de «neumonía» en los hospitales.

Cuando los hospitales públicos de Nicaragua empezaron a ver en marzo los primeros casos de el personal médico de primera línea se enfrentó a un doble desafío: atender una pandemia mortal en un sistema de salud pública en crisis y bajo un ambiente de terror que amenaza cualquier disidencia.

«Ahí dentro todo es secreto», dijo a The Associated Press la doctora María Nela Escoto, una anestesista con 24 años de experiencia, despedida en junio junto con más de una docena de otros especialistas médicos por criticar el manejo de la pandemia por parte del gobierno. «No permiten sugerencias y no se puede cuestionar nada porque te vigilan. Es un ambiente muy hostil».

Deja un comentario