El gobierno de Nicaragua ignora al coronavirus y prepara una Semana Santa con actos masivos

0
1294

Sentada en frente de su casa poco después de la puesta del sol en este pueblo turístico conocido por sus playas de arena blanca, María López observó a los turistas cruzar la calle, saltando de bar en bar.

«Que vagancia», critico la ágil octogenaria. La escena de gente disfrutando el ambiente nocturno, con la ausencia de desinfectantes para manos o el ahora famoso ‘distanciamiento social’, contrastaba con la países vecinos donde la propagación del coronavirus ha llevado a cerrar fronteras y declarar ciudades en cuarentena.

«Si me llega, pues que me llegue, ¿qué le vamos hacer?«, dijo López, refiriéndose a la pandemia de manera inexpresiva de alguien que ha vivido mas de una crisis. «Si corro me agarra, y si no corro me agarra igual».

La actitud de López refleja la del gobierno nicaragüense, que para consternación de muchos se ha negado a tomar medidas preventivas contra la amenaza inminente, incluso cuando merodeaba al país.

Sin embargo, media hora después, la vicepresidenta de Nicaragua, Rosario Murillo, anunciaría que efectivamente había un caso confirmado del temido virus, y enfatizó que fue «importado» por un hombre que viajo al extranjero.

A la mañana siguiente, varios restaurantes cerraron sus puertas, los turistas se apresuraron a encontrar una salida y una anciana con una máscara caminaba por las calles más tranquilas de lo normal regañando a su esposo por tocar un poste de luz con las manos descubiertas.

Pero la negativa del gobierno a tomar medidas se mantuvo firme.

Anuncios

Deja un comentario