Comunidad indígena olvidada en Nicaragua

0
169
Tomado de Wikipedia

La comunidad Cayo Rama, ubicada en una pequeña isla de la ciudad de Bluefields enfrentan el nuevo coronavirus con temor y olvidados por su gobierno.

En la comunidad solo hay una farmacia que pertenece a un pequeño centro de salud público. Cuenta con un doctor que no se mantiene de forma permanente. No existen consultorios privados, ni ambulancias. La solidaridad entre ellos y los remedios caseros son su respaldo.

En esta comunidad los indígenas son guiados por sus líderes religiosos, quienes hace tres meses decidieron declarar una autocuarentena, la cual implica la suspensión de los servicios religiosos y las actividades masivas.

“Yo como pastor de la comunidad estuve muy preocupado desde el inicio por esto. Los demás líderes no querían (…) porque decían que era mentira, pero por último tenía que tomar una decisión y no habían otras autoridades, así que tomamos nuestra propia decisión de no tener clases, ni cultos”, dice Cleveland.

“Abandono del Estado”

Dollene Miler, facilitadora de la Alianza de Pueblos Indígenas y Afrodescendientes de Nicaragua (APIAN), señala que hay “abandono del Estado” permanente en estas comunidades del país.

Según Miler, no existe atención del gobierno hacia las comunidades para que sepan cómo prevenir el virus y que les adviertan los peligros de la automedicación.

“No hay una campaña oficial del gobierno hacia nuestras comunidades en nuestra propia lengua para entender qué pasa. Persiste la misma negativa de la información en la que se decía que no había COVID-19 en el país. Luego encontramos las afectaciones”, lamentó Miler.

Tomado de El Mundo Cr

Deja un comentario