Celebran misa con restos del Cristo destruido en un ataque terrorista en Nicaragua

0
218

El Cardenal Leopoldo José Brenes, Arzobispo Metropolitano de Managua, presidió una Santa Misa en la entrada de la Capilla de la Sangre de Cristo en la Catedral de Managua este miércoles 5 de agosto junto a los sacerdotes y religiosas. Una eucaristía que bajo el lema «Padre perdónalos porque no saben lo que hacen», fue celebrada en honor a la Sangre de Cristo, el crucificado de casi cuatro siglos que fue destruido en un miserable atentado hace una semana. El purpurado, declarará de ahora en adelante julio, como un mes de silencio y oración ante la Sangre de Cristo.

«Sin duda alguna muchos de nosotros quizás no hemos podido dormir, otros algunas horas pensando si esto es realidad lo que de una manera salvaje y terrorista se ha realizado en nuestra imagen de la Sangre de Cristo. Sin embargo el consuelo es para todos», ha dicho, poniendo de manifiesto que «la Iglesia siempre ha sufrido y seguirá sufriendo pero la seguridad es que el Señor nos acompaña. Debemos estar aferrados a la cruz, porque si estamos aferrados a su cruz quién podrá apartarnos del amor de Dios. Vemos a nuestra sangre de Cristo calcinada, pero de pies, la imagen y la cruz resistieron las fuerzas de las llamas como un testimonio para nosotros que la cruz no es vencida tan fácilmente, la cruz no se destruye tan fácilmente, por eso hoy les hago el llamado de estar aferrados a la cruz, al pie de la cruz como María y aquel pequeño grupo que le acompañaban”.

Tomado de Gente de Paz

Deja un comentario