Hondureño se libra del corredor de la muerte diez años después

0
440

El inmigrante hondureño Clemente Javier Aguirre-Jarquín obtuvo su libertad este lunes diez años después de permanecer en el corredor de la muerte en Florida, Estados Unidos.

Aguirre-Jarquín enfrentó a la justicia durante casi 15 años, pues se le responsabilizó de los brutales asesinatos de Carol Bareis y Cheryl Williams, mamá e hija quienes eran sus vecinas en Altamonte Springs. El ataque ocurrió en el 2004.

El Tribunal Supremo de Florida anuló por unanimidad la condena y la sentencia de muerte contra Aguirre ante «nuevas pruebas de inocencia que su jurado original nunca escuchó», destacó el grupo de abogados sin ánimo de lucro Innocence Project en un comunicado.

«La nueva evidencia incluía el ADN de múltiples pruebas de la escena del crimen que exculpaban a Aguirre e implicaban a otra sospechosa: la hija y nieta de las víctimas, Samantha Williams», informó la organización.

Deja un comentario