Honduras, un país peligroso para ser niña

0
299
El Universo

Tomado de Criterio HN

No llevan 3 ni 5 días exigiendo sus derechos en las calles de Honduras y del mundo. Oficialmente, fue en 1910 que se declaró el 8 de marzo como el Día Internacional de la Mujer, durante la II Conferencia Internacional de Mujeres Socialistas en Copenhague, Dinamarca.

Un año después, más de un millón de personas asistieron a los mítines en Alemania, Austria, Dinamarca y Suiza para la primera conmemoración donde exigieron que las mujeres tuvieran el derecho al voto, ocupar cargos públicos, a la formación profesional y a la no discriminación laboral.

Desde entonces, las mujeres han hecho sentir su voz, en una batalla donde son adversadas por sociedades conservadoras, encabezadas por las iglesias y sus portavoces. Y Honduras no es la excepción.

Ejemplo de ello fue la marcha de este lunes 9 de marzo, convocada por la Plataforma 25 de Noviembre, que se realizó en Tegucigalpa y conjuntó a mujeres de todo el país. Bajo el lema “Resistimos para vivir, ¡marchamos para transformar!”, esta convocatoria se reprodujo también en diferentes ciudades del mundo.

Alto a los femicidios

Consultada al respecto, Ana María Ferrera, del Centro de Estudios de la Mujer – Honduras (CEM-H), condenó la inoperancia de las autoridades frente a los femicidios. “El año pasado tuvimos 406 femicidios y en lo que va de este ya son más de 50, pero las autoridades no hacen nada por frenar ni mucho menos detener los femicidios en el país”, dijo.

Ferrera también hizo un fuerte llamado a los operadores de la ley para hacer castigar a los responsables, al afirmar que “sólo un 4 por ciento de los casos han sido procesados, ¿pero qué pasa con los demás casos? La violencia contra la mujer no es castigada, lo que permite que se reproduzca en nuestras casas, trabajos y en la sociedad en general al ver la horrible impunidad que campea en estos casos”.

En Honduras, una mujer muere violentamente cada 21 horas con 16 minutos, de acuerdo con el boletín especial sobre la muerte violenta de mujeres (de enero de 2019 al 8 de marzo de 2020), del Observatorio Nacional de la Violencia de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH).

Ferrera explicó que durante el recorrido se manifestaron mediante la impresión de huellas moradas, verdes y rojas. “Hoy las feministas y las mujeres de Honduras nos manifestamos. Vamos hacia el Congreso Nacional para exigir nuestros derechos, vamos pintando huellas moradas para hacerles saber que estamos vivas; rojas por aquellas compañeras a quienes les arrebataron la vida de forma violenta; y verdes por la esperanza, la despenalización del aborto y por la aprobación de las PAE [Píldora Anticonceptiva de Emergencia]”.

Guías de educación sexual

En relación a la educación sexual y reproductiva, Ligia Destephen, de la Plataforma Derechos Aquí y Ahora Honduras (RHRN Honduras, siglas en inglés), dio cifras escalofriantes sobre esa temática que afecta a las hondureñas. “En los últimos 10 años, se han recibido 23,605 denuncias por violencia sexual y a diario se registran 65 partos de niñas menores de 18 años”, comentó.

Para revertir esa situación, Destephen urgió al Congreso Nacional y a la sociedad a legalizar la PAE y las guías de educación sexual, que desde 1999 se han propuesto en el país.

Cabe recordar que en 2017, la Secretaría de Educación había anunciado la distribución de las guías “Cuidando mi salud y mi vida”, que serían parte del Currículo Nacional Básico, pero no sucedió por la oposición de las cúpulas de las iglesias católicas y evangélicas.

Para Destephen, sin la voluntad política de los parlamentarios el país está a años luz de avanzar hacia al desarrollo integral como sociedad. “El país no cuenta con las leyes que permitan una educación sexual integral, por eso es urgente que se aprueben las guías y la Ley de Igualdad y Equidad para sectores vulnerables; pero lastimosamente estas leyes ni siquiera han sido discutidas, por eso los femicidios, crímenes de odio y violaciones sexuales siguen en aumento”, dijo.

Deja un comentario