Autoridades hondureñas celebran baja de homicidios

0
435

En Tegucigalpa y San Pedro Sula los niveles de violencia de los últimos años han convertido a estas ciudades hondureñas entre las más peligrosas del mundo.

Esto ha obligado a las autoridades a unir esfuerzos por mejorar la seguridad y disminuir la criminalidad.

A pesar de que la tasa de homicidios por cada 100.000 habitantes es bastante alta, en este 2018 el número bajó.

Por ejemplo, en el 2017 en San Pedro Sula se registraban 52,61 homicidios por cada 100.000 habitantes. En el 2018, se reportaron 354 muertes violentas y la cifra fue de 45,51; siete menos.

Una situación similar se presenta en Tegucigalpa que en el 2017 la tasa de homicidios era de 48,65 por cada 100.000 habitantes y en el 2018 el número fue de 41,25. Las autoridades reportaron un total de 516 muertes violentas.

En el caso de San Pedro Sula, durante muchos años apareció entre las tres primeras ciudades más violentas del mundo según un informe publicado por Consejo Ciudadano, una ONG mexicana.

Deja un comentario