Una cancha de arena llamada Maracaná desafía a la violencia de Guatemala

0
225
ACOMPAÑA CRÓNICA: GUATEMALA FÚTBOL AME6924. CIUDAD DE GUATEMALA (GUATEMALA), 22/03/2020.- Jugadores de los equipos de las colonias Lourdes II (rayas verdes) y el Esfuerzo se enfrentan en un partido de la liga del Campo Maracaná el 15 de marzo de 2020 en Ciudad de Guatemala (Guatemala). Es domingo, día de fútbol en el Campo Maracaná. Día en familia para ver el mejor espectáculo por el que se espera toda la semana en un barrio contiguo al centro histórico de la Ciudad de Guatemala que tiene fama de ser una zona roja. EFE/Esteban Biba

Tomado de prensalibre.com

Esta cita no es en el norte de Río de Janeiro, sino en un barrio contiguo al centro histórico de la Ciudad de Guatemala que tiene fama de ser una zona roja.

Años atrás, en La Limonada, como se le conoce a este asentamiento humano, muchos partidos de futbol se jugaban a la vista de gente que se apiñaba en las escaleras de los pasillos reducidos que se abren paso entre las casas.

Así, desde las alturas todos seguían la actividad deportiva dominical sin bajar al campo.

Pero ahora la posibilidad de ver el fútbol mucho más cerca y convivir en familia alrededor del campo es una realidad.

Todos los domingos, salvo el de hoy y otros por venir por culpa de la amenaza del coronavirus, hay jornada de la Liga Deportiva Maracaná, en la zona 5 de la capital guatemalteca.

Y La Limonada se nutre de curiosos. El América es el equipo más ganador de todos pero en la última cita El Esfuerzo le plantó cara sin complejos.

El terremoto de 7,5 grados de magnitud que devastó un tercio de Guatemala en febrero de 1976 provocó la muerte de unas 23 mil personas. Poco después surgió la cancha de arena más famosa de la ciudad, en medio de un área ocupada por miles de familias.

Para la reconstrucción de viviendas se necesitaba arena “y las máquinas llegaron a traerla al área, pero pasada la emergencia quedó la forma de un campo y desde entonces es parte del patrimonio de la Municipalidad de Guatemala y de los vecinos de La Limonada”, dijo a Efe el periodista Édgar López, quien creció y jugó allí hasta que sus rodillas no dieron más.

Con esa pared que formó el risco que quedó al costado del rectángulo, plano ideal para jugar fútbol y el hecho de estar rodeado por las casas de tabicón sobrepuestas entre sí, como una ‘favela’ de Río de Janeiro.

Tomado de Prensa Libre

Deja un comentario