Guatemaltecos espantaron los malos espíritus con la quema del diablo

0
464

Los guatemaltecos cumplieron con la «quema del diablo», una antigua tradición que sirve para «limpiar» las casas y el espíritu de cosas malas previo a la celebración de las fiestas navideñas.

En diferentes puntos del país, como sucede cada 7 de diciembre, la gente sacó la basura y los objetos inservibles a la calle para hacer grandes fogatas, pero otros compraron piñatas, incluso personalizadas, para simular al «diablo» y quemarlo para echar todo lo malo fuera.

Según la creencia popular, durante todo el año el «diablo» se esconde entre las cosas viejas y trae mala suerte a las casas y por eso cuando la virgen de Concepción lo venció se quema la basura para que retorne al infierno entre decenas de fuegos artificiales y cohetes que explotan e inundan con su humo y ruido el ambiente.

De acuerdo con el historiador guatemalteco Celso Lara, «el diablo prepara los fogarones del 7 de diciembre para iluminarle la noche a la virgen de Concepción en los viejos barrios de la ciudad de Guatemala».

La tradicional «quema del diablo» es un gran espectáculo. La fiesta se remonta al tiempo de la Colonia cuando se hacían luminarias para las grandes festividades y la exaltación de un rey al trono, según Lara.

Deja un comentario