Perro cojea por compasión de lesión de su dueño

0
142

Un ciudadano en Inglaterra se fracturó un tobillo mientras trabajaba como limpiador de ventanas. Días después, comenzó a notar que al igual que él su perro cojeaba.

Preocupado por la salud de su mascota, Rusell llevó a Bill a la veterinaria.

En total gastó 300 libras esterlinas (aproximadamente 1’400.000 pesos colombianos) por dos consultas con especialistas, varias radiografías y medicamentos para el dolor, según le comentó al medio inglés ‘Daily Mail’.

Para sorpresa de Jones, los resultados de los exámenes mostraron que el perro estaba en perfectas condiciones. Fue entonces cuando notó que Bill estaba caminando de manera inusual tan solo por imitarlo a él.

“No tenía nada. Cuando estábamos en la veterinaria, luego de tomar los exámenes, dejó de cojear”, contó Jones al programa ‘The morning’.

Tomado de El Tiempo

Deja un comentario