Mensajes de WhatsApp revelan chantaje contra Nayib Bukele

0
416

Varias conversaciones secretas por WhatsApp que se dieron a conocer el fin de semana anterior revelan presiones con fines politiqueros por parte del empresario Enrique Rais, prófugo de la justicia de El Salvador, para que Luis Martínez, exfiscal general preso por corrupción, involucrara a Nayib Bukele en el caso conocido como «Troll Center».

El medio digital El Faro, de El Salvador, divulgó el contenido de los mensajes entre los que destacan algunas frases emitidas por Rais hacia Martínez como: «Tendremos que tirar a los leones a Nayib!!! Da la orden».

Rais tiene 20 meses en fuga y es parte de la lista de los 100 más buscados en el país centroamericano. Él es acusado por delitos de corrupción: comprar jueces, fiscales y otros empleados públicos para dirigir acciones jurídicas a su favor y para atacar a sus rivales.

Bukele se enteró del plan que pretendía afectarlo y se molestó. En uno de los textos que le envió en el 2015 al entonces fiscal Martínez así se lo manifestó: “Me impresionó el despliegue de fuerza contra el supuesto ‘troll center’ con el que me quieren vincular algunos medios. Entiendo que somos amigos y esperaría que no fuera algo que viniera de arriba tratando de buscar algo contra este servidor. Parecería extraño tanto despliegue de recursos de la fiscalía para atrapar un supuesto delito de ‘uso de distintivos comerciales’”.

Un mes antes de la orden que le dio Rais a Martínez ambos tuvieron un intercambio de mensajes por el caso “Troll Center”.

Bukele apeló a la amistad con Martínez para preguntarle por esa investigación, para desvincularse del caso y para sugerirle que detrás había una motivación política. El ahora candidato de GANA siempre ha sostenido que no tuvo nada que ver con ese asunto.

La Prensa Gráfica y El Diario de Hoy vinculaban al entonces alcalde con una empresa de programadores digitales. Según la acusación, esta empresa creó páginas falsas (con logos de LPG y EDH) para afectar la credibilidad de ambos medios.

Deja un comentario