Procuraduría determina que Epsy Campbell no podía nombrar «a dedo» puestos en Cancillería

0
439

La canciller y vicepresidenta de Costa Rica, Epsy Campbell, procedió mal al definir «a dedo» tres altos puestos en el Ministerio de Relaciones Exteriores.

La Procuraduria General de la República determinó que los jerarcas que asuman la Dirección de Política Exterior y la Dirección Adjunta no son de confianza y por lo tanto el nombramiento no puede ser a discreción del canciller.

El criterio es de acatamiento obligatorio e inmediato, pues lo gestionó Campbell.

La institución resolvió la consulta cuatro días después de que la vicepresidenta pidió la separación de siete funcionarios de su despacho y planteó cómo deben realizarse las designaciones de diez direcciones en esa institución.

Según la PGR, los nombramientos en Cancillería se rigen por el Estatuto del Servicio Exterior y no por el Servicio Civil.

En julio anterior, Campbell designó como directora de Política Exterior a Adriana Murillo y como directora adjunta a Carolina Fernández. En noviembre puso como directora de Cooperación Internacional a Adriana Solano.

Deja un comentario