Crucitas sufre un daño ambiental incalculable

0
403

El daño ambiental que sufre Crucitas a manos de decenas de invasores que se llevan el oro sin que nadie les ponga un alto es incalculable.

El Colegio de Geólogos de Costa Rica presentó una denuncia ante el Tribunal Ambiental para frenar la extracción ilegal. Lo peor de todo es que el Estado no se beneficia en nada de esa actividad.

Ese órgano propuso varias iniciativas para solucionar el problema:

El aprovechamiento racional e integral de los recursos naturales, que incluye minerales evidentes en la zona.

El uso de los mismos recursos para producir un efecto multiplicador de gran valor para la estabilidad económica, social y ambiental.

Capacitar a la ciudadanía para diversificar la economía en otras actividades, para que al cierre de la mina, puedan continuar desarrollándose de manera productiva y sostenida.

Implementar metodologías extractivas y de recuperación de oro que proporcionen mayores beneficios económicos y ambientales para el país.

Realizar investigación geológica práctica con miras a promover el desarrollo tangible para zonas rurales con el potencial necesario.

Que el gobierno cumpla con su obligación de fomentar y apoyar el desarrollo minero serio por parte de empresas capacitadas para así tener responsables por los pasivos ambientales mineros y no como sucede actualmente que no se sabe a quién responsabilizar con la minería ilegal expansiva.

El Colegio instó al presidente Carlos Alvarado a promover políticas de ayuda técnica y económica para que el pequeño minero nacional explote el recurso mineral dignamente.

Sostiene que con los cuidados ambientales adecuados se puede generar una mejor calidad de vida en las zonas rurales y evitar así que sus ciudadanos, en especial los jóvenes, se dediquen a actividades ilícitas que en nada contribuyen al bienestar de los pueblos y el país.

Deja un comentario