Costa Rica hace la primera recarga de hidrógeno en Latinoamérica a un carro eléctrico

0
598

Costa Rica se convirtió en el primer país de Latinoamérica en recargar de hidrógeno un carro eléctrico.

La empresa Ad Astra Rocket, liderada por el astronauta tico Franklin Chang Díaz, hizo historia al llenar el tanque de un Toyota Mirai, un vehículo diseñado exclusivamente para funcionar con ese producto.

La descarbonización es una de las metas de la compañía, que basa sus estudios en mejorar el transporte por medio del uso de energías limpias.

Ad Astra ya tenía funcionando un autobús con hidrógeno, que fue utilizado para transportar al presidente de Costa Rica, Carlos Alvarado Quesada, y a su gabinete, el pasado 8 de mayo, cuando asumió el poder en la plaza de la Democracia.

«Y así concluye hoy la primera recarga H35 de un automóvil eléctrico de hidrógeno en la historia de Latinoamérica. Seguimos trabajando por un futuro libre de emisiones de carbono y lleno de oportunidades de desarrollo», publicó la compañía en su perfil oficial de Facebook.

Toyota informó a través de su sitio web que fue elegida como marca para realizar las primeras pruebas ambientales en Latinoamérica del modelo Mirai, primer vehículo de hidrógeno en el mundo.

Amadeo Quirós, vicepresidente de Grupo Purdy Motor, detalló que para este proceso, Toyota Motor Corporation entregará tres Toyota Mirai a su representante en Costa Rica, para que el país pruebe la tecnología automotriz limpia más innovadora en la actualidad.

“Nos sentimos muy orgullosos de que Toyota Motor Corporation vuelque la mirada en Costa Rica y que como país verde nos entregue el reto de ser los primeros en Latinoamérica en realizar pruebas del Toyota Mirai”, expresó Quirós.

El Toyota Mirai, que significa “futuro” en japonés, es el primer vehículo de hidrógeno de producción masiva en el mundo.

Se caracteriza por generar electricidad por medio del hidrógeno y como resultado, el modelo no contamina, generando únicamente vapor de agua. En cuanto a la conducción ofrece el mismo nivel de comodidad que un sedán con motor de gasolina.

Deja un comentario