Costa Rica celebra el Día Mundial de la Leche

0
188
09/02/2014, Estación Experimental Alfredo Volio Mata

Este 1 de junio se celebra el Día Mundial de la Leche. En Costa Rica se produce leche de alta calidad, gracias al esfuerzo de los pequeños empresarios.

Le compartimos algunas historias de estos emprendedores, que con su ayuda tenemos este producto en nuestras mesas.

Finca La Gotita

¡Bajo el sol de la pampa guanacasteca, la mejor leche!

Ubicada en San Juan de Nicoya, esta finca es sinónimo de trabajo arduo y de tradición.

Durante 37 años la familia de doña Maritza Mena Ugalde ha cuidado con esmero de sus 30 vacas lecheras y de los recursos de su finca para producir 452 litros de leche diarios de la más alta calidad que entregan a la Cooperativa de Productores de Leche Dos Pinos R.L.

Hace siete años, falleció don Ahías Moreno Molina (q.d.D.g.), quien era el esposo de doña Maritza, dejando el legado productivo a su esposa y a sus 6 hijos, para continuar con un servicio de tradición familiar. Ahora, los hijos de doña Maritza heredaron el amor por el oficio lechero: Heiner Moreno Mena; Wainer, Dorian, Grace, Deiber y Neifren; todos, apoyan a su madre en la finca para sacar la faena diaria: producir la mejor leche para Costa Rica. Con 30 vacas en ordeño, esta pequeña empresa nutre a muchos consumidores.

“La Cooperativa Dos Pinos siempre nos brinda apoyo técnico, facilidades de financiamiento y nos permite producir con eficiencia para adaptarnos al cambio climático y a todos los retos que esta actividad conlleva. Nuestro corazón está puesto en nuestra tierra y en el oficio de la producción láctea. Somos más que una lechería, una empresa familiar eficiente”, señaló doña Maritza.

Con orgullo pampero, los hijos de doña Maritza heredaron este amor por la producción lechera y lo enseñan a la primera nieta en este hogar, Cindy Karina Moreno Díaz.

El Día Mundial de la Leche se festeja trabajando. Su esfuerzo inicia antes de que salga el sol y continúa cuando la pampa guanacasteca se oscurece debajo de un inmenso manto de estrellas. Con cariño, las labores de ordeño, corte y preparación de pastos; la supervisión de la salud del hato y la limpieza y desinfección de la finca y del galerón; entre otros oficios, hacen que cada día, finca la Gotita sea orgullosamente, productora de bienestar.

Con información de Amelia Rueda

Deja un comentario