Comercios que den envases de estereofón pagarán multas entre ¢446.200 y ¢4,4 millones

0
606

Quienes importen o den envases, recipientes o empaques de estereofón deberán pagar multas entre los ¢446.200 y ¢4,4 millones.

Así lo establece una ley que aprobaron los diputados de Costa Rica en segundo debate y que prohíbe el uso de ese material. Esta norma empezará a regir en dos años.

La iniciativa la presentaron los congresistas del Frente Amplio en el periodo 2014-2018 y le hace un agregado a la Ley para la Gestión Integral de Residuos.

En este caso, el artículo 42 queda de la siguiente forma: «Se prohíbe la importación al territorio nacional, la comercialización y la entrega de envases y recipientes de poliestireno expandido en cualquier establecimiento comercial».

La sanción económica dependerá del trabajo de los inspectores municipales y el dinero recaudado por esa infracción se utilizará para financiar actividades del plan municipal para la gestión integral de residuos del cantón donde se aplique la multa.

La imposición de dichas multas estará a cargo de los inspectores municipales y los recursos que se capten serán para financiar actividades del plan municipal para la gestión integral de residuos, del correspondiente cantón.

Por ejemplo, la Universidad de Costa Rica (UCR) prohibió el uso del estereofón para llevar, servir o almacenar alimentos en todo tipo de actividades institucionales. Esto lo había aplicado en sus sodas desde el 2008.

Con esa medida, la institución quiso aportar a una reducción de los residuos sólidos, uno de los principales problemas de contaminación ambiental en nuestro país.

El poliestireno expandido se compone en un 95% de poliestireno y en 5% del gas pentano que crea sus burbujas características.

El estereofón no es alimento para la mayoría de microorganismos y no se puede degradar en el ambiente. Por eso, su uso genera un alto volumen de desechos que tardará cientos de años en degradarse.

Estos desechos terminan en ríos y océanos afectando la vida marina. Peces, tortugas y otros animales confunden el estereofon con alimento y al tragarlo pueden llegar a morir.

Aunque existen métodos para reciclar el estereofón no están extendidos y los costos de hacerlo son muy altos. En el caso de los empaques de comidas no se pueden reciclar o reutilizar porque se impregnan de residuos de alimentos.

Anuncios

Deja un comentario