Acusación por caso Crucitas lastima al expresidente Óscar Arias

4
1013

La acusación que presentó el Ministerio Público contra Óscar Arias por dos supuestos delitos de prevaricato cometidos en el caso de Crucitas le genera un profundo dolor al expresidente costarricense.

Así lo reconoció el exmandatario a varios medios de ese país al referirse al sentimiento que le causa presentarse ante un tribunal de justicia para defenderse de una causa que considera completamente injusta.

Arias y el exministro de Ambiente Roberto Dobles firmaron un decreto de conveniencia nacional e interés público para el proyecto minero Crucitas, en Cutris de San Carlos, a tres kilómetros del río San Juan.

“Yo no creo que haya habido en la historia, en 117 años de entregarse el premio Nobel a diferentes personas, que alguno de ellos haya sido acusado ante los tribunales. Yo he sido el primero y eso por supuesto que me duele”, manifestó Arias ante la prensa.

Arias considera que la acusación del Ministerio Público, que lo responsabiliza de idear un “plan delictivo”, es una especie de teoría de conspiración “poco seria”.

“Me están acusando, sin ninguna justificación, sin ninguna razón, pero acusando al fin, eso por supuesto que daña la imagen”, afirmó el expresidente al indicar que es incapaz de cometer un delito de ese tipo.

El decreto minero fue anulado por resolución del Tribunal Contencioso Administrativo (TCA), que encontró irregularidades en el otorgamiento de los permisos.

4 Comentarios

  1. Que esperaba, usted por el país lo destruyó por ambició nunca le importo, engaño a todo un pueblo con el TLC, le regalo la trocha 27 que no es mas que un trillo a una empresa que ya se pago tres veces lo que invirtio y no olvidemos que usted y su hermano han metido mano en la carretera a San Carlos y en otros negocios donde indirectamente sale beneficiado pero borrando su rastro… como al rey frances Luis XVI que le corten la cabeza

  2. Qué poder oculto o misterioso aplicaría para que el antiguo fiscal Chavarría dejara prescribir, con excusas risibles, una acción judicial por la donación que hizo el dueño canadiense de la Minera Industrias Infinito a la Fundación Arias por $250 mil. Se comprobó el depósito pero el ex fiscal Chavarría guardó el caso con la sospechosa excusa de que el gobierno canadiense no envió todos los papeles necesarios para procesar el delito. Esa explotación minera no ameritaba la declaratoria de interés nacional con la que se violó la ley vigente.

Deja un comentario